Buscar en
Sign In

Málaga: los puertos que tienes que subir en bicicleta

Aunque la ascensión a Peñas Blancas sea la más conocida, Málaga cuenta con otros puertos menos conocidos que harán las delicias de los más exigentes.

 

Málaga es mucho más que espetos de sardinas y chiringuitos de sol y playa. Y si lo trasladamos al ciclismo, su relieve acusadamente montañoso contribuye a que alberguemos un vasto número de rutas ciclistas. Además, su paisaje cercano a la costa, con playas, acantilados, desembocaduras, calas y dunas genera un ecosistema diverso en el que disfrutar de la bicicleta.

Si visitas la provincia malagueña y tienes intención de conquistar algún puerto de la zona, aquí te dejamos 6. Sí, el de Peñas Blancas está incluido entre los escogidos…y ojo si te animas a escalar “La Pared”.

Los puertos que tienes que subir en Málaga…

  1. Almáchar
  2. Boquete de Zafarraya
  3. Cerro del Moro (repetidor de mijas)
  4. Peñas Blancas – Los Reales
  5. El Espino
  6. El Torcal

 

Almáchar

Más conocida como “La Pared” o el “Muro de Almachar”, se trata de una ascensión de pocos kilómetros (4,7 km) pero con una pendiente media de casi el 9%, probablemente una de las más intensas de la provincia. Esta subida corta pero intensa con un desnivel positivo de poco más de 400 metros cuenta con una asfaltado en muy buen estado y con cierta anchura.

La ascensión se inicia una vez superado el puente sobre el río Borge. Desde ahí nos esperan 2 kilómetros con pendiente media del 11%, con rampas de hasta el 14%

Superado este primer tramo tendremos unos 200 metros para recuperarnos y afrontar otra vez rampas muy exigentes. Tras otro breve respiro, tocará volver a rampas del 13% durante unos 200 metros para finalmente afrontar medio kilómetro explosivo con pendientes al 11%

Si no nos hemos quedado rendidos por el camino tendremos la posibilidad de disfrutar de nuestra conquista en los últimos metros, donde se suaviza considerablemente la ascensión (algo sencillo teniendo en cuenta que casi no hay tregua en todo el recorrido).

Por suerte, la ascensión cuenta con tramos sombreados con ayudarán a estar protegidos del sol. Las vistas de la cima no son las mejores, pero puedes descender 300 al sur para alcanzar a un mirador que abarca el territorio de la Axarquía.

Boquete de Zafarraya

Continuamos en la Comarca de Axarquía, en la Sierra de Alhama, para atravesar un puerto que es la unión natural entre Málaga y Granada.Con salida desde Vélez-Málaga nos adentraremos en 11,4 kilómetros con un desnivel de 694 metros y una pendiente media del 6,28%. No es una ascensión especialmente exigente en comparación con otros puertos malagueños, pero las vistas de los alrededores son dignas de ser disfrutadas. 

Además, el asfalto se encuentra en muy buenas condiciones, si bien es habitual encontrarse tráfico abundante principalmente entre semana.

Por el camino podremos obsevar las ruinas históricas del Castillo de Zalla, obra arquitectónica de origen fenicio.

Cerro del Moro (repetidor de Mijas)

La subida al Cerro del Moro es otra de las ascensiones habituales de Málaga. Saliendo desde Benalmádena pasaremos de estar al nivel del mar a alcanzar los 952 metros de altura en apenas 14,2 kilómetros

La ascensión cuenta con una pendiente media del 6,5% y un desnivel positivo de 933 metros. 

Aunque el pavimento se encuentra generalmente en buen estado hay un pequeño tramo con algunos baches. El tercio final de la ascensión cuenta con un estrechamiento significativo de la carretera. 

El arranque de la ascensión es bastante duro, con rampas desde el 10 al 13% para las que hay que estar mentalizados si se quiere superar con éxito la parte inicial. Una vez superado ese primer reto vienen un par de kilómetros más suaves que son un espejismo: volveremos a toparnos con rampas de 13% que nos pondrán a prueba.

Los dos últimos kilómetros de la ascensión nos obligarán también a coger aire de donde podamos, pues seguirá con pendientes del 10 y el 11% hasta poder alcanzar el Cerro del Moro. 

Como recompensa, desde las alturas vislumbraremos la Costa del Sol, Sierra Nevada, el estrecho de Gibraltar y El alle de Guadalhorce ¡Menudo combo!

Peñas Blancas – Los Reales

Como ya hemos adelantado, Peñas Blancas es el puerto de montaña más transitado por los ciclistas malagueños. Saliendo desde Jubrique nos esperan casi 29 kilómetros con una pendiente promedio del 4,2% y un desnivel de más de 1.200 metros hasta llegar al mirador de los Reales.

La ruta cuenta con una carretera lo suficientemente ancha y el asfalto está en buen estado hasta llegar al puerto de Peñas Blancas, pero a partir de ahí la llegada al mirador transcurre por un camino estrecho con algunos baches y socavones.

Aunque no es un recorrido que se caracterice por su dureza a priori, al alternar algunos tramos de subidas duras con pendientes negativas puede provocar algún que otro exceso de confianza. Durante la ascensión nos encontraremos con varios tramos consecutivos con curvas de herradura en pendientes de entre el 10 y el 12%, con 6 kilómetros finales que son duros no tanto por la exigencia de la ascensión sino por el estado del pavimento.

Al alzanzar la cima nos pondremos a 1.447 metros de altitud para poder alcanzar la cumbre y vislumbrar desde ella la costa malagueña.

El Espino

El puerto del Espino puede no ser uno de los más transitados por los ciclistas, quizá por el hecho de que se transcurra por una carretera algo estrecha en gran parte de la ascensción y con asfalto pendiente de ser renovado, además de no tener arcén ciclable. 

Sin embargo, nos encontramos con un puerto con un trazado muy completo, repleto de curvas y con abundante vegetación que permite realizar una ascensión protegido por castaños, encinares y alcornoques.

Saliendo desde San Pablo de Buceite nos esperan 20,21 km con una pendiente media del 4,38% y un desnivel acumulado de 914 metros. Aunque la altitud que alcanzaremos no es excesivamente elevada (844 m), ello no impide disfrutar de las vistas ni del trayecto.

El Torcal

No podemos terminar este artículo sin hablar de El Torcal, un puerto en los alrededores de Antequera y que a lo largo de algo más de once kilómetros nos exigirá dar lo mejor de nosotros.

Comenzaremos la ascensión en las inmediaciones de Villanueva de la Concepción, con un terreno en buenas condiciones en los dos primeros kilómetros.

Nada más salir del pueblo nos encontraremos con el primer momento de sufrimiento ciclista: dos kilómetros al diez por ciento, que culminan con alguna rampa superior al catorce por ciento. 

A partir de ahí, cuando hemos alcanzado el ecuador de la ascensión hasta El Torcal, la carretera se suaviza. No obstante, en el último tercio nos queda prácticamente lo peor: una rampa de un kilómetro al 11% de medio. Lo peor de todo es que a lo largo de su ascensión vemos el final, ya que no tiene prácticamente curvas.

A partir de ahí, aún nos quedará otro kilómetro y medio al 8,5%

Prev Post
Costa Blanca ¿por qué la escogen los equipos ciclistas?
Next Post
Girona, paraíso cicloturista…¿y para triatletas?

Añadir Comentario

Your email is safe with us.