Buscar en
Sign In

6 tipos de ciclistas que te encontrarás en la carretera

Los perfiles y la conducta de algunos ciclistas que podemos encontrar en la carretera bien merecerían un estudio antropológico.

 

Podrían clasificarse como si de subculturas urbanas se tratara, cada uno con su forma de ser y con sus manías. Todos ellos especiales y con un aprecio especial por la bicicleta. 

Como no podemos describirlos a todos en este post, hemos seleccionado a los que nos parecen más insoportables. 

Con cariño.

 

Estos son los 6 tipos de ciclista más tróspidos que te encontrarás en la carretera…

  1. Mr. Robot
  2. Chef Ramsey
  3. Tom Cruise
  4. Fake Pogacar
  5. Gucci
  6. La police de circulation avec GPS intégré

 

Cycliste sur route 1: Mr. Robot

Es un homo tecnologicus por naturaleza. Podría pasar perfectamente por un personaje de Black Mirror. Es la antesala al ciclista cyborg. Tiene instaladas todas las aplicaciones de medición de rutas posibles. Incorpora una cámara en su casco para poder grabar cada instante del trayecto. 

Tipo de ciclista de carretera: Mr. Robot

Mide sus pulsaciones con un reloj de última tecnología que conecta con su médico por si sufre alguna arritmia respiratoria. Y el tiempo, no nos olvidemos de revisar la meteorología cada 10 minutos. 

Retransmite en vivo los momentos más especiales de cada etapa ciclista, y si no los hay los recrea. No se sabe muy bien si rueda para lucirse o si lo hace porque realmente le gusta ir en bici.  

El caso es que a este entrañable ciclista se le odia y se le quiere a partes iguales: para muchos es un producto de entretenimiento virtual y para otros un histriónico que aspira a ser influencer. La parte positiva es que si vas con él seguro que tendrás material audiovisual abundante de la ruta que compartas con él.

 

Cycliste sur route 2: Chef Ramsey

Detrás del hecho de salir a rodar hay una trama encubierta a la altura del watergate: lo que busca en realidad es un buen pretexto para comer sin tener un ápice de mala conciencia. Una forma de olvidarse de la dieta saludable que intenta con escaso éxito realizar entre semana. 

Crea rutas que se adapten perfectamente a su objetivo gastronómico: a las 10:00, parada para arrasar con todo lo que encuentre en la pastelería, a la 13:00, repostar el estómago en restaurante de primer plato, segundo plato, postre, pan y café (o en su defecto buffet libre). 

Y para terminar la etapa, una jarra de cerveza (una, o las que surjan). O si es un poco más sibarita, una copa de sauvignon.

Resultado final: +2300 calorias ganadas.

 

Cycliste sur route 3: Tom Cruise

No tiene miedo a nada ni a nadie. Desciende a toda velocidad por la carretera y frena el último en cada curva. Colecciona tantas caídas y lesiones que podría hacer un álbum de cromos con ellas. 

Tipos de ciclista de carretera: Tom Cruise

Es un ser con horchata en las venas, incapaz de comprender lo que es sentir vértigo. Tiene la misma cara yendo a 60 por hora en su ultraligera que echándose la siesta. Hay voces que dicen que hasta cumple con 6 de los 9 requisitos propuestos por el psicólogo Robert Hare para considerar que una persona cuenta con rasgos de psicopatía.

No entiende que los demás no hagan lo mismo que él, y cree que prudencia es solo un nombre de abuela de pueblo en desuso.

Ha integrado todos los slogans corporativos de las grandes multinacionales y por eso piensa que es INMORTAL: just do it, no limits, impossible is nothing, Red Bull te da alas (al cielo como no aprenda…).

 

Cycliste sur route 4: Fake Pogacar

Todo es una competición para él, pero en realidad compite contra nadie. Se regodea en su interior cuando adelanta a otro ciclista aunque tenga 50 años más que él. Si ruedas por la carretera con él y llega a puerto antes que tú te lo recordará todos los días del resto de tu vida. 

Tipos de Ciclista que encontrarás en la carretera: Fake Pogakar

Tiene una vitrina en el salón de su casa con la copa que ganó en la carrera que hicieron cuando iba al colegio. Es un aspirante frustrado a ciclista profesional. Y si tiene un mal día, cuenta con un catálogo con más de 300 excusas para justificar su bajo rendimiento. 

Todavía tiene la esperanza de que algún caza-talentos lo descubra rodando por el barrio a toda velocidad.

 

Cycliste sur route 5: Gucci

Siempre va a la última. No se sabe muy bien cómo, pero se gasta más dinero en productos para ciclistas que en comer. Se especula que hasta va al banco a pedir préstamos para poder contar con los mejores componentes para su bicicleta. 

Tipo de ciclista de carretera: Gucci

Tiene un maillot nuevo para cada salida que hace. No suele ser discreto: ama llevar colores llamativos, pero no lo hace para que le vean los coches en la carretera. Es aspirante a modelo pero no se ha dado cuenta de que está en el lugar equivocado. El tallaje, cuanto más ceñido mejor. Y la depilación con láser, la mejor decisión de su vida. 

Es una oda al hiperconsumo capitalista. Mira por encima del hombro a los que ruedan con su bicicleta de 200 euros. ¿Le gusta pedalear? No estamos seguros, pero cuentan las malas lenguas que para subirse a la bici en realidad usa a un doble. 

¿Qué tiene de bueno este ciclista de carretera? Que observándolo sabremos a quién NO queremos parecernos.

 

Cycliste sur route 6: La police de circulation avec GPS intégré

A partes iguales una maravilla, una pesadilla. Lleva en su interior un policía que va indicándote absolutamente todo: desde un badén en la carretera (lo que se agradece), hasta cuántos semáforos nos vamos a encontrar en la siguiente localidad.

Su cualidad, ir sujeto al manillar con una sola mano, para con la otra ir haciendo indicaciones.

Tipos de ciclista en carretera: el policía de tráfico con GPS incorporado

Y si vamos en grupeta, agárrate, porque va a ir toda la salida indicando en qué posiciones tenemos que ir, qué parejas ir, cuántos kilómetros nos faltan para el siguiente giro. 

Sus frases preferidas: “mucho cuidado aquí que hay estrechamiento de calzada”, “recordad que quedan 2’5 kilómetros para el puerto”, “por favor juntémonos un poquito más para que no haya problemas con los vehículos que pasan”. 
 

Si te has sentido aludido total o parcialmente, no te preocupes, todos tenemos un poco de cada uno de estos seres del averno: a veces nos gusta sentirnos como campeones, a todos nos encanta comer y disfrutar de una cerveza con los amigos al final de la ruta, a todos nos gusta lucir con nuestro maillot favorito y a todos nos gusta medir nuestros tiempos y enmarcar los momentos más memorables de nuestras salidas.  

En resumen, todos somos un poco caricaturas de vez en cuando, así que mejor tomarnos con humor todas esas rarezas que también nos hacen sentirnos ciclistas.

Prev Post
5 razones para planificar unas vacaciones en bicicleta
Next Post
Salidas nocturnas en bici: cómo pedalear con poca luz

Añadir Comentario

Your email is safe with us.