Buscar en
Sign In

Las etapas ciclistas más míticas con final en Asturias

Lo de las etapas ciclistas de Asturias ha de considerarse otro nivel.

 

Si alguien no queda fascinado con el paisaje de montaña asturiano es porque no tiene alma. Y mucha alma hace falta también para conquistar alguno de los ascensos más míticos de Asturias que se han sucedido en las diferentes ediciones de la Vuelta a España. No se puede negar que existe una conexión especial entre la bicicleta y la montaña asturiana, y aquí te presentamos 5 ascensiones míticas que todo amante de los pedales desearía conquistar algún día.

Y los nominados a los Oscar de las etapas ciclistas más míticas en Asturias son…

  1. L'Angliru
  2. Gamoniteiro
  3. Lagos de Covadonga
  4. Cuitu Negru
  5. Alto del Naranco

1. L'Angliru

l'Angliru, Asturias

Antes de comenzar a analizar su altimetría, querríamos dejar una cosa clara: la subida al Alto de l’Angliru no es un puerto apto para todos los públicos

Es obvio que la mítica y la epopeya que rodea a este puerto, uno de los más exigentes del mundo, hace que cualquier ciclista popular quiera abordarlo. Pero ten en cuenta que sus constantes rampas superiores al 20% -como puede ser en el tramo de Cueña Les Cabres- hacen que ni un 11×34 lo conviertan en un puerto asumible

Si no obstante no quieres renunciar a conquistarlo, te recomendamos que lo hagas en bicicleta de montaña. Sus desarrollos te harán más llevadera la ascensión, además de estar más seguro en el descenso. 

Dicho ésto, comencemos: Los primeros 6 kilómetros hasta alcanzar el área de descanso de la Vía Pará son un previo que puede dar lugar a engaño, con tramos con una pendiente media que aunque es exigente parecerá un trámite en comparación con lo que viene. De hecho, cualquier cosa que te haya pasado en la vida te habrá parecido un trámite frente a lo que vendra.

No bajaremos en ningún momento de los dos digitos de pendiente media, y nos encontraremos con varias rampas que superan el 20%, hasta el punto de que enfretarnos a rampas del 10 o 11% serán nuestro único “descanso” hasta la cima.  

Con diferencia el tramo de la Cueña del Cabrés es el gran infierno de esta ascensión. Da igual lo fresco que llegues hasta ahí. Muchos descubren el auténtico significado de la teoría de la relatividad mientras zigzaguean renqueantes este largo ascendente con poca curva en el que no se vislumbra el final. 

Que no te quepa duda: si subes al Angliru en bicicleta es porque estás como una cabra.

2. Gamoniteiro

Gamoniteiro, Asturias

La subida al Gamoniteiro se estrenó este año en la Vuelta a España 2021, concretamente la 18ª etapa. 6,5 km con una pendiente media 9,7% partiendo desde Cobertoria, puerto con el que se suele combinar la ruta. Carretera estrechita pero muy bien conservada,  con unas vistas panorámicas a lo largo de todo el camino que nos hacen vislumbrar lo majestuosa que es Asturias, si la comparamos con el ascenso al Angliru se puede considerar un puerto accesible. 

Vislumbrar a lo lejos el repetidor del Gamoniteiro nos hará enfocar nuestro objetivo de cumbre en el último par de kilómetros.

Cuando llegues, además de la foto instagramera no olvides pronunciar alguna frase clásica del tipo “que pequeños somos nosotros y que grande es el mundo” o “somos apenas una mota de polvo dentro de este universo”.

3. Lagos de Covadonga

Lagos de Covadonga en bici, Asturias

La que fuera 17ª etapa de la Vuelta Ciclista a España 2021 abarcó un recorrido de 186 km desde Unquera hasta llegar a los Lagos de Covadonga de Asturias. Aunque si de etapas históricas de la Vuelta a España con final en Lagos de Covadonga hemos de hablar, probablemente pocas tan legendarias como la que protagonizó el colombiano Lucho Herrera en el año 87, que le sacó más de 1 minuto y medio en la escalada al segundo, y a la postre sería el merecido campeón de esa edición.

Hay muchas formas de visitar los Lagos de Covadonga: los hay que deciden acudir en coche, los que prefieren pillar un bus de ALSA o un taxi (principalmente en los meses de verano debido a las restricciones de acceso en coche) o los que optan por hacer una excursión a pie. Pero si tienes la oportunidad y la voluntad suficiente para ello, escalar en bicicleta este puerto de montaña es una experiencia que raramente podrás olvidar

Nosotros te proponemos que hagas una ruta de 110 km desde Cangas de Onís que pasa por localidades de tanto encanto como Ribadesella, Llanes, Celorio o Porrua, con todo el privilegio que supone siempre adentrarse en la magia que envuelve a los Picos de Europa. Arrancando desde Cangas rodaremos 25 cómodos kilómetros hasta llegar a Ribadesella. Ahí podemos hacer una paradita para desayunar en el Café la Villa

Una vez repuestas energías proseguimos con la marcha. En el kilómetro 52 nos encontraremos con una primera subida al Alto de la Tormeria, un ascenso de unos 5 km con pendiente media de 7,39%. Superado este tramo, el siguiente reto se encuentra en el kilómetro 68, con otro puerto de 5 km y pendiente media de 5,35% y con el km más dura al 6,7%.

El monstruo final de Lagos de Covadonga supone recorrer casi 14 kilómetros de puerto con un desnivel de 897 metros. Justo al inicio de la subida encontramos el majestuoso Santuario de Covadonga, visita obligada y cuya estructura se puede vislumbrar ya a lo lejos. Nos encontraremos por el camino con rampas entre el 8-10% y algunos picos que pueden llegar al 12-13%, momento en el que nos acordaremos de lo relajados que estábamos cuando en el kilómetro 25 decidimos que era buen momento para desayunar. Sin embargo, la peor parte con diferencia es la Huesera, con una pendiente que llega a alcanza el 18% y que solo es apta para los más preparados. Superado esta parte todavía no podremos saborear la victoria, ya que nos esperará un nuevo tramo de 3 km de pendiente con alguna rampa que alcanza el 20%. La gran recompensa es el descenso entre los lagos asturianos, un final imperdible para nuestras retinas.

Durante toda la ruta podrás encontrar tramos de carretera en muy buen estado, lo que hace que sea una gozada pedalear con la bici desde el principio hasta el final. Si quieres tener más detalles sobre esta ruta cicloturista única, puedes ver la altimetría de los Lagos de Covadonga aquí

Por cierto, si eres de los obsesos con lo de mirar el tiempo antes de hacer una ruta, además de la clásica consulta del pronóstico, puedes ver también alguna de las webcam de los Lagos de Covadonga que hay instaladas allí. 

4. Cuitu Negru

Este puerto se coronó por primera vez en la Vuelta a España en 2012, con un final insufrible en el cual el italiano Cataldo, ganador de la flamante etapa, parecía estar avanzando al ralentí en los últimos 200 metros en los que hay que enfrentarse a rampas que superan con creces el 20%.

Combinada con Puerto Pajares recorreremos 25 kilómetros con un promedio del 6,1%. Su dificultad estriba más en la distancia recorrida con la combinación de ambos puertos, que unidos hacen de su altimetría un reto para cualquier ciclista que se precie visitar Asturias.

5. Alto del Naranco

Alto del Naranco, Asturias

El alto del Naranco es el último de los puertos asturianos con más historia en la Vuelta a España. Para la historia quedan algunas victorias espectaculares como la de Tony Rominger en el año 1993. Con salida desde la propia ciudad de Oviedo esperan casi 7 km con un promedio del 5,5%. 

En comparación con los 4 anteriores, el nivel de exigencia de este puerto es mucho menor y el paisaje no es tan espectacular, pero vale la pena recorrerlo. Eso sí, hay que tener en cuenta que nos encontraremos con más tráfico que en el resto de puertos.

¿Te animas? Por cierto, no dejes de visitar nuestra sección de rutas asturianas. ¡Hay unas cuantas para elegir!

Climbs in the Costa Brava - Puertos de montaña en Costa Brava Prev Post
10 puertos must de Costa Brava-Pirineu de Girona
Next Post
Vacaciones ciclistas en Altea ¿Qué rutas escoger?

Añadir Comentario

Your email is safe with us.